Todas las noticias

Oración, escucha, diálogo...

Encuentro de los Grupos de la Divina Voluntad – Italia - Campania

19/12/2017
Comenta este elemento

Queridos hermanos y hermanas en la Divina Voluntad, con la alegría del Espíritu Santo, la Asociación “Luisa Piccarreta” de Corato celebró el segundo encuentro Regional, tras el del Triveneto, en Campania en Benevento, en la Casa de Espiritualidad “La Pace” en 12 de Noviembre de 2017. Don Marco guió el encuentro en presencia del Presidente de la Asociación Michele Colonna, la secretaria Antonella, y Claudia y Maurizio para la organización y la animación del canto y de la oración.

El día empezó con la oración de las Laudes, seguida por la bonita meditación de don Marco y las intervenciones de los participantes. Tras el almuerzo, a las 15.00 tuvo lugar otro momento de oración con la adoración Eucarística y la lectura de las 24 horas de la Pasión, seguida por otro momento de intervenciones de los participantes con preguntas y testimonios, y al final la celebración de la Santa Misa.

 

En una intervención, una participante agradeció a todos, considerando positiva esta iniciativa de encuentros, porque ayudan a enfrentarse y aclarar las dudas.

A continuación, Don Marco, recordando que se está desarrollando la Causa de Beatificación de Luisa por el Vaticano, mencionó una intervención muy significativa de Monseñor Pichierri en el 150° Aniversario del nacimiento de Luisa, hablando a todos los responsables de los grupos del Querer Divino: “Cuanto más alta es vuestra capacidad de estar en comunión con la Iglesia, tanto más éste es un signo de santidad”. Pues, la beatificación de Luisa pasa también por nuestra fidelidad y comunión con la Iglesia. Y Luisa es un ejemplo para nosotros de obediencia a la Iglesia, porque siempre estuvo sometida a los sacerdotes encargados por los Obispos de Trani de seguirla.

La intervención de don Marco por la mañana se centró en la figura de Luisa, abarcando dos aspectos fundamentales de su Misión: la vocación de Víctima reparadora en unión con Jesucristo Crucificado y la vocación de instrumento privilegiado en vivir la Divina Voluntad. Y el mismo Jesús, en un momento de incertidumbre de Luisa, le confirma estas dos vocaciones: “No tengas miedo Luisa, te acuerdo que tú ocupas un doble Oficio: uno de vivir en el estado de Víctima Reparadora y el otro Oficio más grande de vivir en el Querer Divino para devolverme la gloria completa de toda la creación”.

 

En este punto, don Marco reanudó una intervención hecha por don Pablo Martin Sanguiao: “En los primeros 11 volúmenes de Diario se evidencia su condición de víctima y, entonces, junto con el gran trabajo ascético-místico de la Gracia en ella, se encuentra toda la formación sobre las virtudes, la correspondencia a la Gracia, la terrible realidad del pecado (que es la separación de la voluntad humana de la Voluntad de Dios) con todas sus consecuencias, las virtudes de la Cruz, etc. Del volumen 12 en adelante, el tema es justo la Divina Voluntad y su Reino. Aquí el alma se interna en la inmensa tarea universal que está llamada a cumplir, junto con Jesús, viviendo en el ámbito del Querer Divino, para preparar y obtener la llegada y el triunfo de su Reino”.

 

Vivir en el Querer Divino es un Don de Dios para Luisa. Y es así para nosotros también, pero gracias a Luisa que lo recibió y vivió en primera persona como “segundo anillo de conexión” después de Jesús. El tercer anillo de conexión entre la voluntad humana y la Divina Voluntad somos nosotros, los “Pequeños Hijos del Querer Divino”. Luisa estaba preocupada de que no podía corresponder a esta llamada de vivir en el Querer Divino (como podemos serlo nosotros), pero Jesús le dice: “Pero, ¿por qué te preocupes? Sólo tienes que darme tu voluntad, la obra no la cumples tú, sino la cumplo Yo en ti”. Y esto es reconfortante para nosotros también. Hay que pasar de “hacer la Voluntad de Dios” a “vivir la Voluntad de Dios”.

 

En este punto, don Marco se pregunta, pero, si fue así para Luisa, ¿por qué no debe ser así para nosotros también? Sin duda, cada uno en su realidad especifica y en su estado de vida.

El 23 de marzo de 1910, Jesús le decía a Luisa: “Me gustaría mucho que las criaturas tomen mi Voluntad. Es la cosa que me interesa, que me importa más, todo lo demás no me interesan igualmente, incluso las más santas. Y cuando obtengo que el alma viva en mi Voluntad, me siento triunfante, porque en esto se encierra el bien más grande que pueda haber en el Cielo y en la tierra”. ¡Qué programa hermoso de vida santa para todos nosotros! ¡Fuerza, valor y confianza en Dios!

 

¡Fiat!

Sigue siendo cierto que estos encuentros representan una ocasión de comunión fraternal, para conocernos y profundizar el Don de la Divina Voluntad que Jesús desea “ardientemente” hacer a todos para una nueva humanidad. Nosotros, como “Pequeños Hijos del Querer Divino” queremos adherir con todo el corazón a este deseo de Jesús. Invitamos a todos a perseverar en este santo camino di santidad.

Volveremos a vernos en el próximo encuentro. Gracias a don Marco y a la Asociación para esta buena iniciativa, en la que estamos orgullosos de colaborar. ¡Sigue la Vuelta de la Divina Voluntad en Italia!

 

En el Querer Divino

Claudia y Maurizio

Claudia e Maurizio
Comentarios
¿Tiene un comentario? Registro o realiza Login!
Últimos comentarios 0 de 0
No hay comentarios