Todas las noticias

Intercambio de luces

Testimonio sobre el retiro Anagni 2022

21/07/2022
Comenta este elemento

Agradezco a Dios por habernos confiado a sus Ángeles, por habernos guardado en estos días especiales de retiro.  Nuestra compañera de viaje fue nuestra hermana mayor, Luisa Piccarreta, quien nos guió, protegió e iluminó en la Divina Voluntad. ¡Buen camino a todos, Fiat! (Marialuisa Grosso - Corato)

XXX

Partí de Gorgonzola (Milán) con el pequeño grupo de la Divina Voluntad guiado espiritualmente por Don Marco Cannavò de Milán que mensualmente nos explica los Libros del Cielo, segura de que el retiro espiritual al que íbamos (Anagni - Frosinone) nos habría beneficiado espiritualmente ¡Y así fue!

Todo estaba expertamente organizado en una sencillez acogedora: desde el personal del Seminario Leoniano extremadamente servicial y amable, hasta el mensaje de bienvenida con el siguiente encuentro de conocimiento. Los mismos miembros de la Asociación Pequeños Hijos de la Divina Voluntad - Luisa Piccareta demostraron ser muy serviciales a medida que podían surgir algunos problemitas a resolver…

En un ambiente tan cordial y tan bien organizado fue aún más fácil escuchar a los oradores en sus exposiciones y explicaciones sobre la Divina Voluntad... La animación musical de Claudia y Maurizio fue magistral y de gran ayuda para la meditación... Además, yo aprecié particularmente la Adoración Eucarística vespertina…

Gracias a todos los sacerdotes presentes que nos guiaron espiritualmente y un agradecimiento especial también a la Asociación Luisa Piccarreta que nos permitió enriquecernos espiritualmente: ya estamos esperando el próximo retiro que organizará…

(Nuccia Colombelli - Gorgonzola)

XXX

¡Que el Señor mantenga viva en nosotros la alegría de estos días maravillosos! (Antonella Scaringella - Corato)

XXX

En la Última Cena, Jesús reza: “Que todos sean uno: como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste”. (Jn 17,21)

Somos por don y gracia, el Cuerpo Místico de Jesús que es la segunda persona de la Santísima Trinidad... pero Dios es Trinidad, y entonces debemos vivir continuamente como Jesús y en Jesús, en continua relación de amor con el Padre y con el Espíritu Santo. Cuando, en mis diversas actividades y deberes, trato de fundirme con la humanidad del Santísimo Jesús, no puedo dejar de fundirme también en la Divina Voluntad del Padre y en el amor del Espíritu Santo: sólo entonces soy feliz porque siento que vivo en la Divina Voluntad con la Santísima Trinidad, en Jesús...

(Mario - Gorgonzola)

La Redazione
Comentarios
¿Tiene un comentario? Registro o realiza Login!
Últimos comentarios 0 de 0
No hay comentarios