Todas las noticias

Una llave de oro

20/09/2022
Comenta este elemento

Quisiera compartir con vosotros una breve reflexión sobre la gran emoción vivida el 14 de septiembre en el Convento de las Hermanas del Divino Zelo en Corato.

Como cada año, en este día en que la Iglesia celebra la Exaltación de la Santa Cruz, la Asociación Luisa Piccarreta Pequeños Hijos de la Divina Voluntad también recuerda el don de los estigmas invisibles y el tercer matrimonio místico de la Sierva de Dios Luisa Piccarreta que tuvo lugar justo el 14 de septiembre.

Bueno, en primer lugar, como siempre cuando en el centro de nuestro “hacer” está Jesucristo, todo adquiere una altura que jamás pudiéramos imaginar, proyectar, alcanzar. En ese contexto, se le dio gran protagonismo al ver el Crucifijo ahí, junto a nosotros, al costado del altar... Sí, ese Crucifijo del que Luisa recibió los estigmas invisibles. Antonella, con su humilde propuesta para el aniversario del 14 de septiembre, nos ilustró gracias a los medios informáticos lo que encontramos en los escritos. Humanamente, es inexplicable creer que de ese Crucifijo salieron rayos de luz y clavos que traspasaron las manos y los pies de Luisa, junto con la lanza que traspasó su corazón... si no vemos con los ojos de la Fe. Y además… la velada no pudo continuar sino con la celebración de la Santa Misa donde, con Don Sergio Pellegrini, asistente espiritual de la Asociación, y Don Vincenzo Bovino, párroco de la Iglesia de S. María Greca, toda la Asamblea estaba sumergida en la oración.

En los dolores que vivimos – dijo Don Sergio durante la homilía – Jesús está con nosotros y acoge nuestras amarguras; sucede que en los momentos de prueba sentimos a Jesús lejos. En cambio, como Él suele explicarle a Luisa, es precisamente entonces cuando estamos unidos: “somos los dos”.

En la cruz Jesús vivió lo que nosotros vivimos... se sintió abandonado por todos, incluso por Dios Padre pero fue precisamente en ese momento que salvó las almas.

Cuando nos sentimos deprimidos, cuando nos encontramos en un punto muerto, nosotros y Jesús somos la misma cosa, porque estamos con Él. Hay una presencia, una unión real, no espiritual ni moral. Real y verdaderamente estamos en Jesús. ¡Esto hace la cruz de Jesús!

La condición necesaria – continuó don Sergio – para que la cruz no quede cruz, tragedia, es que, en la prueba, en el pecado, en el estado en que nos encontramos, reconozcamos a Jesús y digamos: “Tú y yo ahora estamos unidos”, sólo así la experiencia de la cruz se transforma y la cruz se convierte en una llave de oro que desbloquea y abre esa puerta que parecía cerrada.

Hoy, con esta llave de oro, que es la cruz que todos estamos viviendo en este momento difícil, que toda la humanidad encuentre el camino que conocemos: el del Fiat.

En mi opinión, ninguna palabra humana puede decir o añadir algo más... Aún no había terminado la velada cuando la querida Enza Arbore, presidenta de la Asociación, llamó una a una a todas las personas que habían dado su Fiat para hacerse “socios”. Sor Assunta, siempre presente, con sus reflexiones y su presencia constituyó un encomiable entorno para lo que estábamos viviendo casi sin darnos cuenta.

¿Qué puedo decir?... Nada más que un simple gracias a todos los que dedican su empeño, su tiempo, su dedicación en beneficio de todos. Ese simple gracias no es sencillo, pero lo abarca todo. Nos vimos, nos reconocimos, nos saludamos, e incluso los que no pudieron estar, estuvieron con nosotros en el Espíritu.

¡Fiat!

Un asociado

La Redazione
Comentarios
¿Tiene un comentario? Registro o realiza Login!
Últimos comentarios 1 de 1
- 02/10/2022
Grazie mille for this update ! I LOVE THE FOLLOWING: "The necessary condition - Fr Sergio continued - for the cross not to remain a cross is that in the trial, in the sin, in the state we are in, we must recognise Jesus and say: 'You and I are now united'. Only in this way the experience of the cross is transformed and the cross becomes a golden key that unlocks and opens that door that seemed closed. Today, with this golden key, which is the cross we are all experiencing in this difficult time, may all humanity find the way we know: the way of the Fiat."